martes, 14 de octubre de 2014

El pasado 2 de Octubre tuve el placer de conocer de primera mano los baños árabes de Almería. Debido al trafico y a tener que encontrar aparcamiento en el centro llegué un poquito bastante tarde por lo que me perdí la explicación y la muestra de los aceites y cremas que utilizan en los baños para dar los masajes. Pero eso no me impidió que yo, de propia cuenta, cotilleara un poco los productos y tengo que confesar que me quedé con las ganas de llevarme una de las cremas de manos con esencia de uva. En concreto, esta:





También estuvo (sino me equivoco) el dueño de Quiere-Te. Una empresa almeriense que se dedica a la venta de té exclusivamente. Nos explicó lo distintos tipos de tés, sus propiedades y como se elaboran y la verdad es que me resultó realmente interesante ya que nos comentó cosas bastante desconocidas como que el té que se vende en bolsitas realmente son los restos que quedan después de seleccionar el té bueno por lo que normalmente nos tomamos agua hervida con un poco de esencia. Nos dio a probar un té de naranja y no me duró ni una semana. En su tienda podemos encontrar más de 150 distintos tipos de tés, todo lo necesario para prepararlo y si sois fans de los productos de Mr. Wonderful os informó que allí podréis adquirirlos.






Después de esta breve pero intensa charla nos acompañaron dentro de los baños y nos explicaron como funcionaba. Pudimos disfrutar de ellos durante una hora aproximadamente y puedo jurar que sales como una persona nueva. No solo por la relajación, ya que el ambiente te invita a transportarte al viejo oriente y las cálidas aguas destensan nuestros músculos. Sino porque el calor ayuda a que los poros se abran y sales con una limpieza de piel total. Hay tres piscinas (agua caliente, templada y fría) y recomiendan que las alternes pero en el momento que intentas meterte en la piscina de agua fría, en la cual puedes encontrar incluso pequeños trozos de hielo, acabas haciendo solo el intento porque según entras, notas como se te corta la respiración y sales por patas. Al menos yo ya que hubo algunos valientes que consiguieron permanecer un periodo considerablemente largo dentro (al menos para mi). Cuentan también con una piscina de chorros (la cual fue mi favorita) en la que recibes masajes del agua que brota de las paredes. Y por último está el Hammam que es una especie de sauna o baño turco donde la respiración se hace difícil debido al calor pero que una vez que estás fuera notas como las vías respiratorias se despejan.







Debido a un compromiso este fue el fin de mi tarde pero mis chicas se quedaron para tomarse una copa en el hotel y por las fotos que han puesto es sus blogs puedo decir que se lo pasaron muy pero que muy bien.

Este fue el look que elegí para esa tarde:






Un besito

Raquel

2 comentarios:

  1. estabas guapisima y nos lo pasamos genial, una gran tarde. besos

    ResponderEliminar
  2. pasaba por aqui de nuevo, jeje, que bonito has dejado el blog, me gusta mucho

    ResponderEliminar